Embalaje para mudanzas veraniegas

Durante el verano puede ocurrir que se tengan que realizar pequeñas mudanzas tanto si se están acabando tus vacaciones, como si estás a punto de comenzarlas, ya que, querrás traer de vuelta a tu casa todos esos objetos que al principio del verano te llevaste contigo para disfrutar más de las vacaciones o querrás llevarte ciertos objetos que te harán desconectar más durante el tiempo de descanso que seguro que es merecidísimo. En cualquier caso el objetivo durante el traslado es que todos los objetos lleguen en perfectas condiciones a sus destinos y para ellos lo fundamental el centrarse en el embalaje.

Como solo es necesario centrarse en ciertos objetos cuando se realiza una pequeña mudanza, no pienses que tienes que utilizar los mismos materiales para cada objeto, nada más lejos de la realidad, la mejor opción es adaptar el embalaje a cada mueble o pieza que quieras trasladar, de esta forma estarán mejor protegidos de posibles roces o roturas. Los embalajes más comunes y que más solemos ver son las cajas de cartón, las mantas y el plástico de burbujas pero existen otro tipo de materiales que también son muy eficaces a la hora de proteger tus pertenencias:

  • Cartón ondulado: es uno de los materiales que mejor se adapta a los objetos cuando se realiza una mudanza, protegiendo cualquier tipo de mercancía a la perfección, además es cartón con carácter ecológico, ya que, es renovable, reciclable y biodegradable.
  • Materiales de relleno: son todos esos complementos que se introducen dentro de las cajas para que los objetos no choquen entre sí cuando van juntos en un mismo lugar. Estamos hablando de papel de periódico, lanas de madera, piezas pequeñas de polietileno expandido, etc.

Si consideras que necesitas ayuda con las pequeñas mudanzas veraniegas, contacta con nosotros porque podemos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *