Objetos de cristal, ¿cómo se embalan?

A la hora de enfrentarnos a una mudanza el objetivo principal que debe cumplir cualquier traslado es que todos los objetos que se muevan de lugar lleguen a su nueva ubicación en perfectas condiciones, o por lo menos, en las mismas condiciones en las que salieron. Puedes pensar que es un objetivo fácil de cumplir, pero no te confíes porque no podemos olvidar trasladar todos esos objetos más delicados como los vasos y los platos de la cocina o alguna colección de cristal que además tenga mucho valor tanto económico como sentimental.

Para que todos estos objetos de cristalería no sufran ningún daño durante su traslado deberás tomar ciertas precauciones para que no acabe todo hecho añicos:

  1. Materiales: es importante que escojas los materiales adecuados para embalar este tipo de objetos, como papel kraft, plástico de burbujas, papel de manila o material de relleno. También es importante escoger cajas que estén en buen estado y que sean del tamaño adecuado para tus objetos de cristal.
  2. Uno por uno: si no quieres que las piezas de cristal se puedan arañar entre sí dejando marcas que estropean el cristal, embala cada objeto de cristal de forma individual.
  3. Marcar las cajas: no serviría de nada tu trabajo de envolver todo el material de cristal de forma individualizada si una vez terminado cierras la caja y no la marcas con la palabra frágil. De esta forma todo el mundo sabrá que esa caja tiene que ser tratada de forma delicada.

Si quieres quitarte responsabilidades y estrés, contacta con nosotros y pídenos un presupuesto sin compromiso. Podrás comprobar que, gracias a los servicios de mudanza que ofrecemos, tus pertenencias estarán bien cuidadas en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *