La anticipación es clave en una mudanza

¿Sabías que según varios estudios la mudanza ocupa el tercer puesto en el ranking de los factores que causan estrés, por detrás del duelo por la muerte de un ser querido y el despido? Por ello conviene que la mudanza se gestione con anticipación. 

Sobre todo, como os hemos comentado en publicaciones pasadas, para deshaceros de todo lo que ya no os sirve y resolver todo el papeleo administrativo que requiera el proceso. También, conviene reducir durante las semanas previas a la mudanza las bebidas y la comida para que no se eche a perder.

Por otro lado es buena idea guardar en una cartera toda la documentación importante (facturas, contratos, extractos bancarios, información fiscal…) para llevarla encima al nuevo domicilio y evitar que se pierda o estropee y cuando se necesite nos visite el drama.

Importante: abonar cualquier pago pendiente con la comunidad de vecinos y de paso,  llegar a un acuerdo con ellos para que dejen suficiente espacio de aparcamiento para la mudanza.  Para ello, deberán ponerse en contacto con el administrador o con el presidente de la comunidad. Hay que indicar la fecha y la hora aproximada en que se realizará la operación. Además, conviene asegurar la reserva del ascensor para el día de la mudanza, con conocimiento de todos los vecinos.

¡Seguimos la semana que viene con más tips que la experiencia nos ha revelado a lo largo de los años y que, con toda seguridad os van a ser de gran utilidad!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *