Alquila un servicio de guardamuebles si tu vivienda nueva necesita reformas

Cuando nos mudamos de vivienda porque (¡AAAaaaleluya!) adquirimos una nueva en propiedad, muchas veces ésta necesita reformas: poner un parquet, quitar el gotelé de las paredes, alicatar la cocina y el cuarto de baño para poner azulejos nuevos, pintar y un laaaargo etcétera.  

Si la nueva vivienda que has comprado necesita bastantes reformas, pero finaliza próximamente tu contrato de alquiler con tu actual casero y éste ya ha encontrado otros inquilinos (sucede más veces de lo que imagináis) es aconsejable que contrates un servicio de guardamuebles para custodiar todas tus pertenencias y no tener que repetir una mudanza de manera infinita. ¿Te imaginas colocar tus cosas en los armarios y estanterías hasta cuatro veces?. Nosotros no queremos ni pensarlo…¡LOCURA!

Con un servicio de guardamuebles ganas en seguridad porque tus cosas estarán a buen recaudo mientras duren las obras de tu futura casa. Además, los mantendrás alejados de posibles daños que pudieran sufrir durante las reformas y sobre todo, de la suciedad que generan estas.

Si valoras esta alternativa, te proponemos que alquiles para el tiempo que duren las reformas, esos tres o cuatro mesecillos, una vivienda amueblada,  ya que, como hemos comentado, ahorras dinero evitando llevar a cabo una mudanza para un periodo corto de tiempo. De esta manera, basta con que lleves al piso alquilado tus pertenencias más necesarias.

¡Esperamos haberte guiado un poco si te encuentras en esta situación!

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *